Saltar al contenido

Cake Pops con Brownie

Cuando estés aprendiendo a preparar brownies, es posible que más de una vez termines con uno que no tenga la forma o altura deseada, aprovecha ese brownie, para hacer deliciosos cake pops con brownies.

receta cake pops de brownie

Receta de cake pops con brownie

ingredientes

  • 500 gr. de chocolate.
  • 150 gr. de mantequilla.
  • 100 gr. de harina.
  • 175 gr. de azúcar.
  • 250 gr. de nutella.
  • 125 gr. de nueves.
  • 4 huevos.
  • 1 sobre de levadura.

Preparación de cake pops con brownie

Si estás buscando una variación crujiente, los brownie cake pops son tu elección.

  1. Tenemos que preparar el brownie antes que nada. Así que en una cacerola calentemos un poco de mantequilla. Cuando empiece a derretirse, añadir 250 gr. de chocolate y remezclar todo.
  2. Mientras batimos bien todos los huevos, hasta dejarlos sin un solo terrón y los mezclamos con el azúcar, obteniendo una crema muy blanca.
  3. Poner en marcha el horno a 180º C para que se caliente.
  4. Añadir la harina, la levadura y las nueces al bol y remover bien para que todo quede bien mezclado en una masa que pondremos en un molde. En este molde untar un poco de mantequilla antes para que no quede tan pegajoso. Finalmente, se vierte el chocolate por encima.
  5. Ponga el molde dentro por unos 25 minutos y el brownie estará listo.
  6. Cuando lo saques, después de comprobar que el interior está bien hecho pinchándolo, déjalo enfriar durante un cuarto de hora.
  7. Una vez que esté frío, lo convertiremos en un montón de migas. Si queréis salvaros, también podéis comprarla preparada. Poner todas las migas en un bol y añadir la nutella a tu gusto. Mezclar todo bien con las manos, hasta obtener una especie de masa compacta.
  8. Ahora vamos a ir cogiendo trozos de masa y con las manos le damos las formas de unas bolas, o figuritas. A medida que consigues dejarlos en una bandeja, separándolos por un centímetro más o menos. Una vez hecho esto, coloque la bandeja en la nevera para que se enfríe y compacte durante 45 minutos.
  9. Derretir el resto del chocolate que ha quedado antes de quitar las bolas y procederemos a hacer estallar la tarta: primero mojamos un palito en el lado de la punta y lo metemos en la bola dura, más o menos a la mitad. Segundo, bañamos la bola en el chocolate derretido, tratando de no gotear cuando la sacamos. Finalmente, pegue el palo en un corcho, o en un lugar donde pueda ser sostenido para descansar. Repita el proceso hasta que tenga todos los pastelitos.
  10. Ahora procedemos a decorarlos como queramos, pudiendo utilizar fideos de colores, cacao en polvo… una vez listos, los ponemos en la nevera para que se enfríen y estén listos para comer.